JUAN JOSE JULVE

PROFESIONAL DE LAS ARTES GRÁFICAS DESDE 1984

Tel: 690 148 484 | Mail: info@juanjosejulve.com




Troquelado

El troquelado es uno de los procesos industriales, dentro de las artes gráficas, menos conocidos pero no menos importante.

Las dos empresas más importantes en la fabricación de maquinaría para troquelar son: la suiza BOBST y la española IBERICA AG.

Mi experiencia en este campo sale de la obtención del certificado de profesionalidad, habiendo hecho prácticas en dos empresas, dentro de las cuales he llevado dos máquinas troqueladoras diferentes: la BOBST 104E y la IBERICA AG 105 Speed. Las dos máquinas son similares en esencia, a pesar de que tienen detalles diferentes y softwares diferentes, sobre todo teniendo presente que la BOBST 104E es bastante más antigua que la IBERICA AG 105 Speed.

En resumen, el proceso de troquelado se puede describir de la siguiente manera:

  • Carga del material a troquelar, puede ser cartoncillo, cartón, plástico, etc. Este material ya está impreso.
  • Paso del material por la mesa de marcar donde se ajusta el registro tanto vertical como horizontal.
  • Ahora el material pasa a ser sujetado por unas pinzas que no lo soltarán hasta la salida, pasándolo por las diferentes partes de la máquina.
  • La primera parte es la del troquelado, donde mediante presión y con un troquel y un “contra-hendido” cortaremos el material y generaremos los hendidos por dónde, posteriormente, la caja será doblada.
  • La segunda parte por donde pasa el material es una zona donde se eliminan los recortes que sobran, denominada “zona de deshoje” o “blanking”. Cómo cada hoja de material puede llevar más de una caja, los recortes sobrantes que quedan entre caja y caja se tienen que eliminar. Esta zona de la máquina se puede activar o no, puesto que según el trabajo a hacer no se eliminan los recortes.
  • La tercera parte es la de separación de poses. Aquí la maquina separa individualmente cada una de las cajas existentes en la hoja troquelada, y cada cierta cantidad inserta una hoja entera en blanco para que las pilas de cajas no es tuerzan y caigan. En algunas máquinas esta parte no existe.
  • La cuarta parte y final es la salida dónde, en el caso de que haya separador de poses, sólo queda la parte de material que las pinzas llevan cogida y si no hay separador de poses, se apilan ordenadamente todas las hojas troqueladas, sujetadas entre sí todas las cajas y libres de retales.

En el proceso entran muchos factores que se deben controlar con precisión, como los diferentes tipos de material (papel, cartoncillo, cartón, microcanal, plástico, etc), el troquel y sus componentes (como los diferentes tipos de “flejes” y gomas, si lleva braïlle o no), el tipo de contra-hendido a utilizar (si es tipo CITO, PERTINAX o incluso plancha fresada), la presión a utilizar para encontrar el equilibrio entre que se pueda cortar el material limpiamente y hacer los hendidos correctos sin que rompan y queden bien redondos, etc.

Este proceso de troquelado es un proceso muy cambiante, ya que es un proceso mecánico, los materiales utilizados dentro de un mismo trabajo pueden tener variaciones, los troqueles y contra-hendidos no son superestables, etc.

Estos factores obligan a tener mucho cuidado y verificar muy a menudo el resultado final, comprobando todas las cajas de cada hoja cada cierta cantidad troquelada.